Cuando digo la palabra astrología la mayoría de gente se echa las manos a la cabeza o hacen cara rara (como de asco). Con un poco de suerte a veces preguntan. ¿Me predecirás el futuro? ¿Me condicionará? ¿Me dirás cosas que no quiero saber?

Y lo cierto es que yo no puedo juzgarles porque años atrás hice exactamente lo mismo. Pensaba que la astro iba de intuir qué iba a pasar o que, en el mejor de los casos, era para gente con poderes sobrenaturales. Pues resulta que hay un tipo de astrología que se llama psicológica y va de eso: llevar a la parte emocional lo que está sucediendo allí arriba. ¿Cómo? En el vídeo te lo cuento.

Echale un ojo porque se me ha ido mucho la olla e incluso he salido a la calle a preguntarle a la gente. Así, con todo el morro, a ver qué contestaban.

 

Ya ves que esto no va de predecir nada sino de poder explicar lo que ya hay pero que quizás no conoces en profundidad y por tanto no puedes utilizar a tu favor.

Se trata de entender cómo eres por dentro, qué te mueve a tomar las decisiones que tomas y de dónde surgen las contradicciones internas que notas. No se trata de cambiarte, se trata de que seas más tú. De volver al centro y saberte en tu lugar. De dejar de juzgar y de juzgarte. De dejar de luchar y comprender(te).

Y cuando conoces ese lugar te aseguro que no estás dispuesta a vivir más desde ningún otro. Bienvenida 🙂

Si quieres leer algunos testimonios puedes hacerlo aquí