Como ya os adelanté en el post anterior, es la pregunta que nunca falta en los talleres sobre Astrología y os tengo que confesar que en su día yo también la hice. Si la astro se centra en el autoconocimiento a partir del momento del nacimiento, ¿qué pasa con las personas que han nacido en el mismo lugar y con segundos de diferencia?.

Como sabes, tu carta natal no cambia. Desde el día que naces hasta que mueres tienes la misma carta lo que pasa es que vas descubriendo sus partes a medida que te van pasando cosas y te obligan a conocerte en ese ámbito.

En el caso de los gemelos, además, se añade el hecho de que crecen el uno junto al otro, con lo cual es fácil que, para complementarse, cada uno se vaya de forma natural a un lado de la carta, normalmente uno es más solar (egoico) y el otro más lunar (emocional).

Os voy a poner el ejemplo real de mis tías gemelas. Se llevan 6 minutos y tienen el Sol en Aries y la Luna en Cáncer. Una de ellas es química de laboratorio y muestra comportamientos más solares: es jefa de departamento, es abierta y habladora y siempre tiene planes por hacer. La otra, es enfermera y se muestra más lunar: más tímida que su hermana, llora a menudo, le gusta estar en casa y siempre organiza comidas donde nos reúne a todos. Pero cuando a la primera se le murió el marido, estuvo un mes sin salir de casa. Un comportamiento típico de una Luna en Cáncer. Y la segunda, con su sensibilidad y amorosidad, se puso al cargo de todo el entierro y el papeleo necesario sin que la otra se diera ni cuenta, liderando la situación de forma maravillosa, como buena ariana que es.

Es decir, cuando la solar adopta comportamientos lunares lo hace con las mismas características que su hermana. Y cuando la lunar se pone solar también tiene los mismos patrones que su gemela. Tienen las mismas predisposiciones solo que, como crecieron juntas, cada una se identificó con una de las partes.

Por cierto, mis tías tienen ascendente Piscis y las dos trabajan en un hospital, una en el laboratorio y la otra en planta. Cosas de la vida 😉