LOS ASTROS NO HACEN NADA, SOLO INFORMAN.

Somos nosotros los que debemos solucionar nuestros problemas y no esperar un milagro en forma de tránsito divino. El cielo nos mostrará cuál es el aprendizaje vital, emoción a tratar o dilema a solucionar. Nos ayudará a ver el camino. Andar en él, es responsabilidad de cada uno.

¡Hola! Soy Elva, lo de Abril es inventado. Me considero una comunicadora nata, periodista, astróloga, emprendedora y mamá de un pequeño terremoto.

Trabajé en televisión durante 10 años (no, no era famosa, estaba detrás de las cámaras) y la que durante muchos años fue mi pasión un buen día empezó a derrumbarse. Aquella profesión que tanto me llenaba dejó de ilusionarme. 

Perdí el interés, las ganas y la motivación. Mi vida estaba patas arriba tanto en el terreno profesional como personal.

Entonces me econtré con la astrología por casualidad.  O mejor dicho, ella me encontró a mí. Era muy escéptica al principio, pero permíteme ser sincera, cuando estás desesperada lo pruebas todo.  

Y me sorprendió. Vaya si lo hizo. 

Gracias a la información de mi carta natal entendí las causas que me llevaron a estancarme en mi vida anterior, las mismas que me condujeron a crear un nuevo camino.

Y así, sin darme cuenta, han pasado ocho años, cientos de alumnos por mis cursos y más de 2000 personas por mi consulta.

Leer el cielo sigue ayudándome día a día a conocerme mejor y a diferenciar entre qué batallas me corresponde a mí lidiar y cuáles no. Eso me libera, me centra y me coloca en la buena dirección para seguir avanzando.

No voy a tratar de convencerte de nada. Si todavía tienes recelos sobre la astro, te entiendo, créeme, yo también estuve allí. 

Aunque si estás aquí supongo que ya has pasado el prejuicio inicial y estás interesado/a en conocer qué dice tu cielo de ti, para comprender quién eres y definir el lugar hacia el que dirigir tus pasos.

Uno de mis mayores motores es enseñarte a verlo por ti mismo, acercarte el lenguaje de los astros y cederte las riendas de la que, para mi,  es la herramienta más potente no solo de autoconocimiento sino de catapulta hacia el éxito personal y profesional.

¡Bienvenido/a!