Como sabes Venus ya está directa otra vez así que aproveché para hablar sobre lo que no se conoce tanto de ella. Diosa Afrodita, siempre asociada al placer, la belleza y lo sensual, es la encargada de hacernos ver lo que nos atrae, lo que somos en cada momento. Y es que no atraemos lo que queremos, sino aquello que creemos que es cierto.

Fíjate dónde la tienes en tu carta natal para ver en qué ámbito tienes un pacto interno de no agresión, de no enfadarte de forma demasiado explícita ni manifestar tu ira. Entonces pregúntate ¿es posible tener relaciones honestas cuando no hay espacio para manifestar la rabia abiertamente?.

Y es que Venus no se entiende sin Marte. ¿Acaso hay impulso más fuerte que el del amor? Mira cómo los anuncios de tabaco utilizan la sensualidad para que caigas en los brazos de la adicción y anestesies aquello que duele demasiado ver. Por eso Tauro y Escorpio están en oposición natural.

El apego al placer nos impide establecer una relación dinámica con nuestras emociones pudiendo provocar que se enquisten o se frustren. Lejos de empoderarnos, nos hace creer que necesitamos de otro para ser seres completos poniendo de manifiesto nuestras carencias y facilitando las proyecciones. Y es que no olvidemos que la casa VII es la de las asociaciones pero también la de los enemigos públicos.

«Buscas que te quieran como te gustaría ser capaz de quererte a ti mismo»