Ya se que a ti, igual que a mi, te han metido en la cabeza eso de que hay que atreverse a cambiar, a no temerle a lo nuevo, a empoderarte con tu versión más actualizada y a saberle sacar jugo de donde sea que la vida te coloque.

Pues voy a confesarte algo: los cambios no te hacen nada de por sí.

En términos astrológicos te diré que Acuario, el signo del cambio, está regido por Urano y Saturno. Y ¿qué quiero decir con eso? Que como todo signo fijo solo se va a mover si es absolutamente necesario y si la causa vale realmente la pena.

Visualiza la crisálida. Cuando el gusano se está convirtiendo en mariposa ya no cabe en su recinto. Tiene que romper los bordes y salir afuera porque ya es insostenible quedarse dentro. Fíjate en el orden porque aquí está la clave. No es que, como le rompen el cascarón tiene que hacerse mayor y convertirse en mariposa. Es al revés. Como ya ha madurado y es casi mariposa no cabe en el cascarón. Es decir: la nueva forma interna obliga a modificar la externa.

Así es como funcionan los cambios. Su naturaleza es liberadora. Aunque a veces cueste verlo así. Te sacan de lo que ya no te cabía para ponerte frente a nuevos retos para que así no te quede otra que ver los talentos que ya estaban preparados para ser utilizados. Y así seguir tu evolución.

Lo que está pasando afuera es solo una escenificación del cambio que ya había dentro de ti y que ya no podía aguantar más sin salir.

¿Acaso crees que la vida te quiere estancada en una misma etapa por bonita que sea? Si así fuera ya te podrías morir. Si sigues viva es para seguir creciendo, aprendiendo y evolucionando.

Así que, aunque de entrada todo contratiempo parezca un drama, bienvenido sea el cambio. Si puedes sostener el desajuste inicial todo va a coger su lugar y podrás ver la evolución en ti. Mira quién eras antes y quién eres después y así podrás clarificar para qué vino ese cambio. Qué parte de ti pedía ser vista a gritos y ahora puedes utilizar con más fuerza que nunca.

Analizar los tránsitos que tienes ahora mismo te va a permitir ver qué planeta está activado y saber por dónde va tu camino evolutivo. Y aunque entiendo que quede muy bien explicártelo de forma sencilla por aquí, a veces los procesos internos que vivimos no son simples. Si crees que necesitas la mano de alguien que te pueda guiar en tus cambios y crees que yo puedo ser esa persona para ti, puedes escribirme aquí.  Cuéntame la situación y te aconsejaré sobre qué tipo de consulta se ajusta más a lo que necesitas.