A menudo algunas me preguntáis si lo que explico sobre la Luna sirve para el signo solar.  La respuesta es NO y ahora entenderás por qué.

Para empezar voy a aclarar que el signo solar es lo que hasta ahora seguramente sabías por el horóscopo. Si has nacido el 1 de enero tienes el Sol en Capricornio («eres» Capricornio). Para conocer el signo lunar tienes que mirar tu carta natal ya que la Luna cambia de signo cada dos días y medio (aunque tengas el Sol en Capricornio la Luna puede estar en cualquiera de los otros signos).

El arquetipo solar te permite reconocer quién eres en esencia, tu parte adulta que pide ser, evolucionar, decidir, aprender, y saber. Tu arquetipo lunar te habla de tu parte más infantil, emocional, miedosa y protectora para que ese Sol pueda desarrollarse con seguridad. Voy a utilizar el ejemplo de la Luna en Sagitario para que veas.

Para alguien nacido bajo el Sol en Sagitario gran parte de su crecimiento pasa por expandirse y trabajar desde la eterna oportunidad. Por eso, viajar puede ser una magnífica forma de conocerse a sí mismo, romper las creencias limitantes y fortalecer su espíritu de superación a través de las dificultades que el choque cultural aporte. En cambio, Sagi como signo lunar buscará en ese mismo viaje la forma de protegerse de algo que le causa dolor. El viaje puede ser un buen refugio cuando todavía no se siente preparada para afrontar algún conflicto que tenga entre manos. Es decir, el viaje como oportunidad de crecimiento o el viaje como escapatoria.

Te voy a poner otro ejemplo: Aries y la confrontación. Si eres ariana una de las formas que tiene tu Sol para crecer es la autoafirmación. Por eso, defender tus ideas con cierta vehemencia te puede servir para marcar de forma clara tu punto de vista y así poner toda tu energía al servicio de tu idea. En cambio, Aries como mecanismo lunar puede sentirse atacada con mucha facilidad y utilizar la lucha como arma arrojadiza contra cualquiera que ponga en duda su capacidad de lograr el objetivo marcado.

Como ves no se trata tanto del hecho en sí sino desde dónde lo estés haciendo. Tanto alguien con el Sol como con la Luna en Sagitario me dirán que les gusta viajar. El tema es desde dónde lo hacen. Igual que un ariano de Sol o Luna que reconocerá en si mismo un carácter fuerte, la cuestión es al servicio de qué está poniendo toda esa fuerza y energía.

Conocer tu Sol y tu Luna te permitirán detectar tus patrones de conducta defensivos o expansivos. Así sabrás desde dónde estás tomando la decisión que tienes delante o cómo te estás relacionando con esta situación o persona.